Coaching, amor y ontología del lenguaje…

Las intervenciones de los Coaches sobre la vida de las personas se apoya en la mayoría de los casos en una manera de mirar el mundo, las relaciones entre las personas y la persona como singularidad, basada en la ontología del lenguaje.

La ontología del lenguaje se fundamenta en la labor de varios pensadores entre los que se destacan Rafael Flores, Rafael Echeverría y Humberto Maturana. Es muy interesante revisitar los postulados de la ontología del lenguaje en este día en que celebramos el día del Coach; pero alcanza con recordar uno, el que dice que las cosas no son como son sino como las vemos o las interpretamos.

Este postulado es muy importante porque es la base de esta manera de interpretar el fenómeno humano que derribó con siglos de vigencia del programa metafísico que al pretender la existencia de un Ser de las cosas, fue el sustento de todo absolutismo en el pensamiento y de todos los totalitarismos en la acción.

Pero a nosotros, los que pensamos en el coaching como profesión nos importa decir que en cada intervención que hacemos con alguna persona, esta presente el comprender al otro y su subjetividad y además ponemos en práctica la idea a menudo banalizada de brindar amor.

A propósito del amor, es muy significativo que el biólogo chileno Humberto Maturana, que supo integrar el elenco del gobierno chileno de Salvador Allende, es el único científico que ha analizado con rigor el concepto de amor.

Y todavía más: dice que amar no es tolerar, porque tolerar es una negación postergada, es pensar que el otro está equivocado, pero que le permitimos estarlo por un tiempo, dejando que esa persona diga su verdad sin que yo la acepte; y sabemos que está muy claro que esto al final crea mayores conflictos y daña la relaciones entre las personas.

El concepto de Humberto Maturana parte de que el amor no es un regalo o una virtud, sino que es un fenómeno biológico relacional. Para él, el amor consiste en una conducta a través de la cual el otro aparece como un legítimo otro, donde no se requiere de legitimarlo intencionalmente, es una conducta a través de la cual la legitimidad del otro no es negada, aún en los casos en que se está en desacuerdo. El amor es un fenómeno biológico básico, la emoción que constituye la existencia social, ¡eso dice Maturana!

Con esta idea del amor, los coaches entablamos una relación con el coachee que requiere de un sustento de comprensión y de amorosidad, algo que no abunda en estas épocas.

Sumate a la conversación!

  • Andrés Belizán - Hace 4 años

    Lo que me gusta de esta idea es que simplifica y acerca el amor. Lo pone al alcance de todos. He escuchado opiniones del amor que lo eleva tanto que resulta difícil de aldanzar, de sentir, de tener como una forma de relacionarse.
    Gracias Marta por tus palabras. Te abrazo con amor.

    • Marta Repupilli Nannini - Hace 4 años

      gracias Andres!

  • Nuraya - Hace 4 años

    El amor es un fenómeno biológico básico, la emoción que constituye la existencia social, ¡eso dice Maturana! Sí, yo pienso lo mismo sobre esto……….